• sábado 22 de febrero del 2020
logo
add image

La Justicia rechazó una medida cautelar pedida por la Caja de Abogados para dejar de retener impuesto a las ganancias a abogados y jubilados

La Caja de Abogados había pedido la suspensión del cobro que efectuaba como agente retentor del impuesto a las ganancias, en virtud del fallo de la CSJN en marzo de este año que declaró la inconstitucionalidad de artículos de la ley 20.628.

El Juzgado Federal N°2 de la ciudad de La Plata rechazó otorgar una medida cautelar en favor de la Caja de Previsión Social para Abogados de la Provincia de Buenos Aires, por la cual solicitaba se suspendan las retenciones de impuestos a las ganancias que la Caja efectúa a abogados y jubilados como agente de retención, en función del fallo de la Corte Suprema que declaró la inconstitucionalidad de algunos artículos de la ley 20.628.

La demanda original de la Caja de Abogados de la Provincia de Buenos Aires se había iniciado por medio de una acción declarativa de certeza en la cual requerían se determine el alcance de su obligación de retener impuestos a las ganancias a jubilados y pensionados, ya que a partir del fallo “García, María Isabel c/ AFIP s/ Acción Meramente Declarativa” ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación que declaró la inconstitucionalidad de los arts. 23 inc. c); 79, inc. c) 81 y 90 de la ley de impuesto a las ganancias, se encuentra en una incertidumbre respecto a la retención de dicho impuesto.

En ese fallo de marzo de este año, la Corte Suprema había considerado que “el análisis integral de la capacidad contributiva implica que la equiparación de un jubilado en condiciones de mayor vulnerabilidad con otro que no se encuentra en esa situación, pasa por alto el hecho evidente de que el mismo ingreso no impactará de igual manera en un caso que en otro”, situación que la Caja estimó podría dar lugar a litigios con los contribuyentes en caso de retenerlos indebidamente.

Por su parte, el Juez Adolfo G. Ziulu realizó unas breves consideraciones respecto a la excepcionalidad de las medidas cautelares en materia tributaria, por la presunción de legitimidad de las leyes y la posible afectación a la renta pública, entendió que en el presente caso no estaban dados los requisitos de verosimilitud del derecho y el peligro en la demora que exige una medida cautelar, más aun cuando no se solicitó la inconstitucionalidad de la norma.

Asimismo, mencionó que la Caja de Abogados de la provincia no es el sujeto pasivo de la obligación tributaria, sino solo un agente retentor del impuesto según el artículo 4 de la Resolución General 830/200- anexo IV inc. I- de la AFIP, por lo cual no sería un afectado directo (ni sería sujeto pasivo, en su caso, de los posibles litigios).

Por otro lado, las acciones declarativas –consideró-, exigen la presencia de un caso justiciable, en la cual medie una actividad administrativa que afecte un interés legítimo, con una afectación directa y que se haya –en gran parte- concretado.

Por último, refirió que las consideraciones que la CSJN hizo en el caso García para declarar la inconstitucionalidad de la norma contenida en el artículo 79 inciso c) de la ley de impuesto a las ganancias -que establece una imposición a los ingresos derivados de jubilaciones, pensiones y/o retiros-, tuvieron en cuenta la capacidad contributiva del peticionante, así como también las circunstancias personales que encierra su gravabilidad, en especial su condición de persona vulnerable.

En efecto, el juez Ziulu entendió que deben tenerse en cuenta las particulares situaciones que rodean al contribuyente en cada caso para determinar su vulnerabilidad, situación que –por el estrecho marco probatorio que ofrece una medida cautelar- aún no se ha probado en la causa.

Accedé al Fallo y al Fallo “García, María Isabel"

footer
Top