• domingo 26 de enero del 2020
logo
add image

Confirmaron la condena al futbolista Alexis Zárate por abuso sexual

Así lo resolvió la Suprema Corte de Justicia bonaerense al rechazar un recurso extraordinario interpuesto por la defensa del futbolista. Podría quedar detenido.

Con el voto de los jueces Soria, Kogan, Pettigiani y Genoud, la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires decidió rechazar el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto por la defensa de Alexis Zárate y confirmo la condena a 6 años y 6 meses de prisión impuesta al futbolista por el Tribunal en lo Criminal N°1 de Lomas de Zamora, por encontrarlo culpable del delito de abuso sexual con acceso carnal.

El hecho por el que fue condenado Alexis Zárate, ocurrió en la mañana del día 16 de marzo de 2014, cuando el futbolista ingresó a la habitación donde se encontraba la víctima junto a su compañero de equipo, Martín Benítez, la penetró y eyaculó contra su voluntad, según surge de la sentencia del máximo tribunal bonaerense.

Para llegar a la Corte, los abogados de Zárate habían esgrimido que, a pesar de que el futbolista reconoció haber mantenido relaciones sexuales con la víctima, no se había llegado a acreditar el abuso sexual, lo que implicaba una vulneración a su derecho de defensa.

Dentro de sus fundamentos, la Corte destacó que tanto en la acusación como la sentencia, se especificó el lugar físico donde se produjo el abuso, las características de las afrentas sexuales y el marco temporal en que sucedió, sin que se viole su derecho de defensa ni que la sentencia padezca vicios de arbitrariedad e incongruencia.

Además, los magistrados tuvieron en cuenta las distintas pericias psicológicas efectuadas sobre la víctima, donde manifiestan que lo narrado por ella era “consistente, verosímil y que no presentaba indicadores de fabulación, ni simulación en su discurso”, así como también las declaraciones que efectuara un vecino que escuchó los hechos.

A partir de esta sentencia, la condena contra el futbolista quedaría firme y la justicia podría ordenar su inmediata detención.

 

Accedé a la sentencia.

footer
Top