• viernes 18 de septiembre del 2020
logo
add image

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó la prisión preventiva de un ex represor a pesar de que llevaba más de 6 años sin condena

El recurso fue planteado por Carlos Alberto Muñoz, que a las pocas semanas fue condenado por delitos de lesa humanidad en el marco de la causa “Monte Peloni II”

Los jueces Gustavo M. Hornos, Javier Carbajo y Mariano Hernán Borinsky, que integran la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, rechazaron el pedido de la defensa de Carlos Alberto Muñoz (imputado y ahora condenado en la causa “Monte Pelloni II”), que sostenía que su prisión preventiva se había excedido del plazo razonable según los estándares internacionales en materia de derechos humanos.

Anteriormente, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata había resuelto prorrogar por 4 meses la prisión preventiva que el imputado Muñoz venía cumpliendo de modo domiciliario desde hacía casi seis años.

 

Ante ello, la defensa del ex represor interpuso un recurso de casación en el que señaló la excepcionalidad del instituto de la prisión preventiva así como el hecho de que, a pesar de encontrarse en prisión preventiva, debe ser juzgada en un plazo razonable conforme lo establecen los artículos 7.5 de la Convención Americana de Derechos Humanos y 9.3 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Por su parte, el Juez Gustavo M. Hornos inició su voto recordando precedentes de la Cámara para declarar admisible el recurso y luego se avocó a los requisitos para mantener a una persona privada de su libertad bajo prisión preventiva por un lapso mayor a los dos años.

 

Entre ellos, señaló que en caso de que exista riesgo procesal de entorpecimiento de la investigación y que la cantidad de delitos imputados o la complejidad de la investigación hayan impedido dictar la sentencia definitiva, una prisión preventiva mayor a dos años no excedería el plazo razonable de juzgamiento.

 

En ese sentido, aclaró que el Tribunal marplatense justificó en su resolución de prórroga de la prisión preventiva dichos aspectos, más aún cuando el pasado 6 de septiembre el mismo Tribunal resolvió condenarlo en la causa principal a la pena de 14 años de prisión por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada en 9 casos, ocurridos en el Centro Clandestino de Detención Monte Pelloni.

 

A la hora de emitir su voto, los Camaristas Javier Carbajo y Mariano Hernán Borinsky tomaron los fundamentos utilizados por Hornos y votaron en el mismo sentido, rechazando por unanimidad el recurso.

 

Accedé a la resolución

 

footer
Top