• domingo 17 de noviembre del 2019
logo
add image

Ordenan al Consejo de la Magistratura proveer recursos presupuestarios y materiales para que puedan comenzar a funcionar los Tribunales Federales de San Justo

Fue raíz del amparo iniciado por una de las juezas designada hace más de siete años sin poder ejercer su trabajo por no contar con un órgano habilitado.

La Sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal, con voto de los jueces Duffy, Morán y Vicenty, ordenó al Consejo de la Magisratura de la Nación a dotar de recursos presupuestarios, de infraestructura y de los materiales necesarios para posibilitar  que la Corte Suprema de Justicia de la Nación pueda disponer la habilitación de los Tribunales Federales de San Justo. 

Lo hizo al confirmar la decisión del juez Enrique Lavié Pico que admitió la acción de amparo de María Isabel Fulgheri, una jueza designada para integrar la Cámara Federal de San Justo desde 2012 y que no podía ejercer su trabajo debido a que el Consejo de la Magistratura no avanzó con dotar de la infraestructura ni los materiales para que se puedan poner en funcionamiento dicho tribunal. 

Cabe recordar que los tribunales federales de San Justo fueron creados por el Congreso Nacional, a través de la ley 26.246 de 2007, luego se concursaron todos sus cargos y se designaron constitucionalmente a los jueces, defensores y fiscales.

El Consejo de la Magistratura, por esos años, hizo gestiones para conseguir un edificio destinado a los tribunales, también llamó a licitaciones públicas que terminaron fracasadas pero, al día de hoy, a más de diez años de la ley de creación, los tribunales federales de La Matanza siguen sin funcionar. 

Ante dicho incumplimiento la jueza Fulgheri, patrocinada por el especialista en derecho administrativo Julio Pablo Comadira, inició acción de amparo ante el fuero Contencioso Administrativo Federal de la Capital y demandó al Consejo de la Magisratura.

Ahora, la Cámara Contenciosa consideró que el Consejo de la Magisratura incurrió en una inconstitucionalidad por omisión al no cumplir el mandato legal y exhortó a dicho órgano a proveer los recursos para que se pueda avanzar hacia el funcionamiento de los tribunales matanceros. 

Por su parte, los jueces contenciosos recordaron que si bien la puesta en marcha de un tribunal federal es un "acto complejo" que requiere la intervención de diversos órganos del Estado, entre ellos, el acto de la Corte Suprema que lo habilita a funcionar, se acreditó en este caso que el Consejo de la Magistratura incurrió en una omisión inconstitucional al no dotar, luego de un tiempo por demás extenso, de los recursos necesarios para que puedan abrir los Tribunales Federal de San Justo.

Accedé al fallo de la Cámara

Accedé al fallo de Primera Instancia

por la ley 26.246
footer
Top