• sábado 22 de febrero del 2020
logo
add image

La Corte definió que las acciones laborales por daños derivados de delitos de lesa humanidad son prescriptibles

Lo hizo en el marco del reclamo de la hija de ex trabajador de Techint desaparecido.

El máximo tribunal definió, por mayoría integrada por los jueces Rosenkrantz, Highton de Nolasco y Lorenzetti, que las acciones laborales destinadas a obtener la reparación de daños derivados de delitos de lesa humanidad, están sujetos a los plazos de prescripción de la normativa aplicable y se remitieron al precedente “Villamil”.
 
Los jueces Rosenkrantz y Lorenzetti, cada uno por su voto, agregaron fundamentos adicionales. 
 
Por su parte, en disidencia, los jueces Maqueda y Rosatti sostuvieron que el derecho de la hija de Ingegnieros a reclamarle una indemnización a la empresa cuyos directivos fueron cómplices en la desaparición forzada de su padre no estaba sujeto a plazo alguno de prescripción. El deber de reparar los daños derivados de los delitos de lesa humanidad, que pesa tanto sobre el Estado que los cometió como sobre los particulares que actuaron como cómplices, no se extingue por el paso del tiempo. 
 
Basaron esa conclusión en principios que emergen de la Constitución Nacional y de los tratados internacionales de derechos humanos, y que han sido receptados por la jurisprudencia de la Corte Suprema, tanto en materia de investigación, persecución y sanción de delitos de lesa humanidad como de reparación de los daños producidos por tal tipo de delitos. 
 
Accedé al fallo (Vía CIJ)
footer
Top