• domingo 20 de septiembre del 2020
logo
add image

Trasladaron de sede a dos jueces federales

Se trata de Esteban Eduardo Hansen y Federico Hernán Villena que pasarán a otros tribunales

El Poder Ejecutivo utilizó nuevamente una herramienta no exenta de objeciones constitucionales: los traslados de jueces de una sede a otra distinta de la que concursaron y recibieron acuerdo senatorial.

En esta oportunidad, se trata de Esteban Eduardo Hansen que pasa del Juzgado Federal de Libertador General San Martín, cuya competencia es universal pero no electoral, al Juzgado Federal N° 1 de Jujuy que si bien tiene la misma competencia, sumará ahora la estrategica jurisdicción electoral.

Por otro lado, también se dispuso el traslado de Federico Hernán Villena que pasa del Juzgado Federal de Moreno, con competencia universal, al Juzgado Federal de Lomas de Zamora N° 1 cuya competencia exclusivamente penal y que, en lo terriorial, abarca los delitos e infracciones que ocurren en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, una jurisdicción caliente. 

Los traslados de jueces han sido materia de debate institucional este año dado que el Gobierno los utilizó como una herramienta de política judicial. Si bien existe una norma que los regula, la Resolución 155/2000 del Consejo de la Magistratura, establece como requisitos: que no se encuentre llamado el concurso para el cargo, que se trate de la misma jurisdicción, que sean órganos de la misma competencia y que el trasladado tenga más de cuatro años de anitguedad en el cargo, lo cierto es que se efectuaron muchos pases que incumplían estos requisitos.

Ahora bien, más allá de eso, la polémica se centra en que con los traslados se evade el sistema de concursos, conformación de ternas, envío de pliego y acuerdo del Senado, es decir, el mecanismo constitucional de designación de magistrados. Si bien la maniobra no es nueva, otros gobiernos también la han utilizado, el macrismo la ha empleado con asiduidad y en vacantes clave, por ejemplo, en el recordado caso de Carlos Mahiques transferido de la Casación ordinaria a la Casación federal. 

A su vez, en marzo de este año, también la Corte Suprema en instancia de superintendencia, rechazó la denominada "transformación" de jueces naciones (ordinarios) en federales. La decisión, cuya importancia fue central a nivel institucional, resaltó que la maniobra –proyectada por el Poder Ejecutivo, aprobada por ley del Congreso 27.307 y concretada por el Consejo de la Magistratura– contravenía el procedimiento constitucional de designación de magistrados. Posteriormente, en otra acordada, aclaró los alcances de su pronunciamiento. 

footer
Top