• martes 20 de octubre del 2020
logo
add image

Falleció Ruth Bader Ginsburg, jueza de la Suprema Corte estadounidense

El deceso de la destacada magistrada y defensora de la igualdad de género, ocurrió el día de ayer en Washington D.C. a sus 87 años, luego de pelear contra un cáncer pancreático.

Ginsburg fue nombrada como magistrada del más alto tribunal de los Estados Unidos por el ex presidente Bill Clinton en el año 1993, transformándose en la segunda mujer nombrada con ese cargo y para ese organismo.

Se constituyó como un ícono de la lucha feminista y representante del sector progresista. Bregó por la igualdad de género, por el derecho al aborto, el matrimonio igualitario y los derechos de los inmigrantes, entre muchos más.

John Roberts, actual presidente de la Suprema Corte, expresó que la Nación ha perdido a una jurista de talla histórica y agregó que “…perdemos a una querida colega. Hoy lloramos, pero con la confianza de que futuras generaciones recordarán a Ruth Bader Ginsburg como la conocimos, una incansable y resuelta defensora de la justicia”.

Por su parte, el presidente Donald Trump se refirió a la magistrada como una mujer increíble, se estuviera o no de acuerdo con ella.

Ahora, surgen distintas versiones respecto a quien reemplazará el lugar vacante que dejó la reconocida jueza. Vale aclarar que la Suprema Corte estadounidense se compone de un presidente y ocho jueces asociados, quienes son nombrados por el presidente del país y aprobados mediante el Senado.

La relevancia de la vacante generada por Ruth Bader Ginsburg se da en función de que la ocupación de este espacio por un juez conservador llevaría a una mayoría de seis para ese sector al momento de tomar decisiones relevantes para su país.

footer
Top