• martes 20 de octubre del 2020
logo
add image

Provincia de Buenos Aires: se sancionó una ley de lenguaje claro para los documentos públicos

La medida tiene el objetivo de garantizar el derecho de la ciudadanía a comprender la información pública. La diputada provincial Laura Aprile, autora del proyecto, explica cuáles son sus lineamientos y cómo impactará en la Administración Pública.

El Senado bonaerense convirtió en ley el proyecto que busca promover el uso y desarrollo del lenguaje claro en los textos legales y formales. La medida tiene el objetivo de garantizar el derecho de la ciudadanía a comprender la información pública. 

“Se entiende por lenguaje claro, el lenguaje basado en expresiones sencillas, con párrafos breves y sin tecnicismos innecesarios que puede ser usado en la legislación, en las sentencias judiciales y en las comunicaciones públicas dirigidas al ciudadano”, explica la norma. 

Las disposiciones de la ley se aplicarán a los tres poderes del Estado provincial, organismos descentralizados, entes públicos no estatales y empresas privadas concesionarias de servicios públicos. 

El Poder Ejecutivo bonaerense deberá elaborar un instructivo para su aplicación y todos los poderes y entidades alcanzadas deberán incorporar esos lineamientos dentro de sus esquemas de comunicación, publicación e información. 

La autora de la ley es Laura Aprile, diputada provincial de Juntos por el Cambio, que en diálogo con Palabras del Derecho explicó: “Consideré necesario tener una ley de lenguaje claro en la provincia de Buenos Aires principalmente porque tenemos la obligación como funcionarios de garantizar la comprensión de todos los derechos y obligaciones que tienen los vecinos. Creo que es clave la comunicación y que las decisiones que se tomen se puedan transmitir de una forma clara y efectiva, para eso es necesario usar un lenguaje claro y transparente”. 

Siempre digo que los textos que los ciudadanos escriben, discuten y finalmente aprueban en la Cámara son importantes porque rigen y ordenan la vida de las personas es por eso que los articulados entonces deben ser bien precisos, concretos porque definen conducta”, agregó. 

También, destacó que el uso del lenguaje claro promueve el derecho al acceso a la información pública, da previsibilidad y seguridad con respecto a las decisiones

Consultada sobre el impacto que tendrá la ley, Aprile sostuvo: “Vuelve a la Administración Pública más eficiente, ya que evita que las entidades tengan que destinar tiempo y recursos para aclararle al ciudadano la información que los mismos perciben como poco precisa. También, va a permitir que los ciudadanos ejerzan un control democrático sobre los actos públicos y esto va a reducir la discrecionalidad y fomentar la rendición de cuentas”. 

Accedé al texto de la ley

 

footer
Top