• sábado 22 de febrero del 2020
logo
add image

La Corte Suprema absolvió a Cristina Vázquez y Lucia Rojas

El máximo tribunal de la Nación ordenó absolver a las mujeres que habían sido condenadas a la pena de prisión perpetua.

En el día de ayer, por unanimidad, la Corte Suprema de Justicia de la Nación absolvió a Cristina Liliana Vázquez y a Lucía Cecilia Rojas, tras más de nueve años de lo que se consideró un proceso indebido. Las mujeres habían sido condenadas por todas las instancias judiciales de la provincia de Misiones, imputadas por el  homicidio de Ersélida Dávalos ocurrido en la ciudad de Posadas  en el año 2001.

La primera condena se conoció  en el año 2010, condenándolas  bajo la figura de “homicidio criminis causa”. En ese momento la resolución  fue apelada llegando por primera vez,  en el año 2015 y 2016, a los estrados de la Corte, donde se  dispuso  dejar sin efecto el decisorio y ordenar  al  tribunal de origen la revisión de  la condena a partir de las reglas de la sana crítica y de la aplicación de un método racional de reconstrucción histórica. Esa exigencia se tradujo en un nuevo   pronunciamiento condenatorio en el año 2016, lo que produjo la interposición de recursos extraordinarios federales.

Esta vez, el más alto tribunal del país, consideró  que,  el punto central sobre el que debía expedirse era el derecho que le asiste a todo condenado de recurrir la sentencia; con una revisión amplia y sin la necesidad que dicho obrar deba ser recordado por una máxima instancia constitucional. Evidenció las insuficiencias en el examen de la versión de las imputadas con relación a su completa ajenidad a los hechos atribuidos, recordando la importancia de la presunción de inocencia hasta que un juicio respetuoso del debido proceso demuestre la culpabilidad traducida en una sentencia firme. Entendió que no correspondía devolver la causa para el dictado de un nuevo decisorio,  ya que implicaría, tras más de nueve años de procedimiento recursivo, una patente inseguridad jurídica para las acusadas, sin poder poner término al estado de sospecha producto de la acusación.

Bajo esas motivaciones, la Corte Suprema de Justicia terminó por absolver  a las imputadas basándose en el principio “in dubio pro reo”, lo cual implica que, ante insuficiencias probatorias para demostrar la culpabilidad en los hechos y en caso de duda, resulta imperativo terminar absolviendo a las acusadas en el delito.

El caso se volvió notorio a partir del estreno, este mismo año, del  documental “Fragmentos de una amiga desconocida”, dirigido por la periodista Magda Hernández. Allí se puede visibilizar el irregular proceso judicial que Cristina Vázquez debió transitar, estando privada de la libertad por más de once años.

Accedé al fallo

footer
Top